4 vistas de Rioja Alavesa que te dejarán sin aliento

4 vistas de Rioja Alavesa que te dejarán sin aliento

Si hay algo que destacar de Rioja Alavesas son sus maravillosos paisajes; son los protagonistas de la zona convirtiendo a los pueblos en meros espectadores de su belleza. Hoy te decimos que 4 vistas son totalmente imprescindible de visitar durante tu paso por Rioja Alavesa.

El Balcón de La Rioja Alavesa

Atravesando el Puerto de Herrera en dirección a Vitoria. A mitad de la ladera se encuentra El Balcón de La Rioja Alavesa, un mirador señalizado que ofrece las vistas más extensas de la región.  Logroño, Fuenmayor, Lapuebla de Labarca, Elciego, Cenicero, Baños de Ebro, Leza, Navaridas, Samaniego, San Asensio, Briones… son algunas de las zonas que se pueden divisar desde este mirador.  Pertenece a la localidad de Samaniego.

Aire de San Roque

Podemos encontrarlo en Elciego, se encuentra junto a la ermita que le da nombre, la Ermita de San Roque, declarada patrimonio artístico nacional. Desde este mirador podemos observar y analizar el contraste de Elciego; un pueblo tradicional que mantiene las casas como las de antaño, un pueblo cuyo edificio más alto es la torre de la iglesia y sus calles son estrechas y llenas de piedras; un pueblo en el que derrepente alzas la vista y te encuentras con el edificio más futuristas de la Comarca , el de hotel de la Bodegas de Marqués de Riscal diseñado por Frank Gehry. 

El monte Toloño

Se trata de uno de los picos más altos de la Sierra de Cantabria, cuenta con nada más y nada menos que 1.300 metros de altura, así que disfrutar de sus vistas cuesta un poco más que un simple paseito. Se puede subir desde las dos vertientes, tanto desde Labastida como desde Peñacerrada, más o menos se tarda una hora pero el esfuerzo merecerá la pena. En su cumbre podréis ver las ruinas del monasterio jerónimo hasta el s. XV y las impresionantes vistas de Rioja Alavesa.

La Torre Abacial de Laguardia

Se encuentra en la muralla medieval que rodea al pueblo, es una torre fortificada del siglo XIII, se usaba para que los vigías pudiesen divisar a posibles enemigos a gran distancia y así poder defender el pueblo. Desde ella se puede ver todo el valle de viñas.  Subir a la torre tiene un precio de 2€, pero sin duda merece la pena pasar un rato observando el paisaje de viñedos y la Sierra de Cantabria al fondo.       

 

 

 

Share
Categories
Tags
  • There are no tags for this post
lamolineraetxea

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

back to top
×